Un imprescindible para cualquier persona que le gusta tener sus cosas al dia

mercamaterial.es foto 6

El orden para muchas personas es imprescindible, hay quienes lo llevan a los extremos y quien solo se conforma con tenerlo todo recogido. Empezando por su casa sus cosas personales, y terminando por su agenda su trabajo que resulta ser también de lo más importante. Andamos en tiempos en los que las prisas resultan ser las principales culpables de muchos de los problemas que nos suceden a diario, el hecho de olvidársenos cosas pueden hacer que cosas importantes de verdad se vayan al garete en cuestión de segundos, quizás una llamada urgente que debemos hacer y por tener miles de cosas en la cabeza se nos olvida, o una reunión que puede decidir en muchas ocasiones hasta nuestro futuro. Seguro que más de uno os sentís más que identificado con mis palabras, y veis en ellas la pura realidad de lo que os está pasando. Por ello es que las agendas están tan de moda en estos tiempos ya no hace falta que se trate de cualquier empresario sino que hasta un ama de casa la lleva siempre en el bolso.

Apuntar una cita de médico que como todos sabemos son de algunos meses de diferencia, apuntar la visita de unos amigos que nos han dicho que vendrían a vernos, o el cumpleaños de cualquier amigo que con los años casi hemos olvidado son unas de las cosas que merece la pena llevar siempre con nosotros de la mano de una buena agenda. En los colegios también han querido que los niños sean ordenados y lleven todo al milímetro, los deberes apuntados o cualquier cosa que pueda pedir el profesor y que los niños pueden olvidar sin más, una forma de llevarlo todo a mano y darnos cuenta que los olvidos en nuestra vida han dejado de existir. Agendas hay de todos los tipos, tamaños y colores ya es cuestión de gustos a la hora de elegir, haz clic aquí y verás la gran variedad de la que disponen encuadernadas, en espiral, agendas con recambio, escolares y así un sinfín entre las que poder elegir. No te quedes atrás ni quedes mal con alguien simplemente por haber olvidado tu cita, apuntalo todo y disfruta de la vida sin una preocupación más, que para eso ya tenemos otras tantas de las que hacernos cargo todos los días de nuestra vida.

Una demanda que crece todos los dias

desguacesgranada.com fotonueva 1

Que la segunda mano está de moda no es un secreto para nadie, desde hace tiempo podemos ver como muchas familias sobreviven gracias a ellas, en general ha sido la forma de casi sobrevivir a muchos meses y conseguir tener lo necesario. Y no solo en lo referente a comida o ropa o electrodomésticos o cualquier cosa que estuviera puesta a la venta, sino que también al mundo de la mecánica, con la que de un modo o de otro ha salvado a muchos bolsillos. Quizás haya quien ponga el grito en el cielo porque me refiero a recambios de segunda mano, piensan que somos tercer mundistas ya que como tal nos comportamos, cientos de piezas usadas esperando para ser puestas en cualquier vehículo sin saber si van a salir bien o no. Y como la demanda cada día es mayor hay quienes incluso echan la culpa de muchos accidentes por el uso masivo de los desguaces, pues ha llegado la hora de callarles la boca, de hacerles ver que sirven igual que cualquier otras y que como decía mi abuelo en tiempos de crisis no queda otra que ablentar.

Evidentemente hay piezas de las que debemos huir, por el hecho de ahorrar no todo vale y es algo que debemos tener en cuenta, en primer lugar debemos ver que pieza es la que se ha roto, y después asegurarnos de si merece la pena ponerla de segunda mano o no, es cierto que por ejemplo las ruedas no se suelen aconsejar, ya que se desgastan mucho más y en realidad solo por eso no merece la pena aunque nos ahorremos un buen pico, las pastillas de disco y freno debemos rechazarlas a toda costa y los amortiguadores igual no nos vamos ahorrar tanto y al tratarse de un elemento que influye directamente a nuestra seguridad no merece la pena jugársela. Sin embargo si quiere saber qué piezas son las aconsejables como los asientos, el motor, el volante las lunas o el paragolpes delantero, visite esta web y saldrá de dudas enseguida. Tan solo es cuestión de probar para poder dar un punto de vista juicioso, solo así se puede opinar y saber si un elemento vale la pena o de lo contrario debemos rechazarlo sin más. Te invito a que lo pruebes y que después dejes comentarios al respecto, es bueno saber de otras opiniones.

Comenzar por el principio

donmotormalaga.com foto 2

Cuando creces entre coches es fácil que acabes desarrollando un amor incondicional por lo vehículos de cuatro ruedas. En mi caso así ha sido, mi padre tiene un taller y desde pequeño he pasado más horas con él en el taller que durmiendo. Y la verdad es que esto ha hecho mella en mí y hoy en día soy apasionado del mundo del motor. Por eso cuando he tenido la oportunidad de crear mi propio coche lo he hecho, de la nada, casi desde el principio he empezado a restaurar un viejo chevrolet que teníamos en el garaje del taller desde hace ya varios años, pertenecía a un amigo de mi padre que se lo vendió por un puñado de euros por que ya ni arrancaba.

Siempre me ha gustado ese viejo camaro por lo que cuando me dijo mi padre que me lo quedara me alegro la vida. Un coche hecho a mi gusto, no lo podía creer. Gracias a mis conocimientos de mecánica enseguida me puse a comprar piezas de segunda mano como correas de distribución y cajas de cambio segunda mano.

Pasé horas, que digo horas, días con ese coche, una reparación por aquí, un tornillo por el otro lado, una tuerca por este otro, sabía exactamente donde le tenía que poner cada cosa, donde apretar y donde sustituir una pieza por otra. Al cabo de dos meses el coche estaba reparado, casi dormía en el taller, sin descuidar mi trabajo claro, solo trabajando en él en mis ratos libre. Pero mereció la pena, y tanto que la mereció, el coche arrancó a la primera y a mí casi que se me saltan las lágrimas cuando lo escuché rugir. Desde aquel día somos inseparables, mi coche y yo, hasta el fin del  mundo. Soy más feliz que nunca, tenía muchas ganas de disfrutar de esa potencia, de esa carrocería muy desgastada pero preciosa, de ese sonido cuando se enciende el motor que te deja con un vacio en el estomago, un ruido que te taladra los tímpanos.

Mi padre me ha hecho el mejor regalo que me podía hacer, un coche con el que yo siempre soñé y que además ha salido de mi cabeza, arreglado a mi antojo, ¿Qué más puedo pedir? La verdad es que nada mas, con mi trabajo y mi coche ya solo me queda una novia con la que compartir mi tiempo.

Un buen regalo para el cumple de mi hermano

destructoras-de-papel.es foto 3

Llega un momento en la vida de una persona que cuando llega una celebración importante no sabe muy bien que regalar, ese punto había llegado a mi persona. Cuando tienes una familia grande a la cual te encuentras muy unida es de recibo celebrar y regalar en los días importantes como son las bodas, bautizos, comuniones, cumpleaños, seguro que santos y en Navidad ya ni te cuento. Esa justo lo que nos pasa a la mayoría de los españoles, sé de buena tinta que no ocurre lo mismo en otras partes del mundo solo se felicitan y nada más. Pero bueno nosotros somos así y lo malo es que cada año resulta más difícil que el anterior sobre todo en personas que tienen de todo y que los campos cada día se encuentran mucho más cerrados. Por supuesto la excusa de se me pasó o no me ha dado tiempo ya no cuela sobre todo desde que podemos hacer nuestras compras a través de internet, por lo que se debe llegar con regalo sí o sí o te miran como a un bicho raro.

Bueno pues tuve la problemática justo ahora hace un mes, era el cumpleaños de mi hermano y como cada año era imposible saber que podría regalarle, mi cuñada en vez de ser de ayuda no ponía nada de su parte y lo ponía mucho más difícil si cabe. Por lo que me tocó indagar por mi cuenta acordarme de todo lo que le habíamos regalado era imposible, demasiados años a nuestras espaldas, pregunté a mis sobrinos miré en cientos de foro de internet en busca de alguna ayuda que me diera la clave de que regalar, ni siquiera me preocupaba el dinero que me tuviera que gastar tan solo saber que podía gustarle o por lo menos hacerle falta. Mira por donde un día en el que salí a mirar escaparates me encontré con un compañero de trabajo, mi hermano dirige una aseguradora y este chico trabaja con él, son muchos años y la confianza es mutua, tomamos una cerveza y me dice que se les ha roto la destructora de papel de la oficina y que andaba como loco pensando en donde poder ir a comprarla. Me fui como un rayo hacia casa y me metí en www.destructoras-de-papel.es donde pude comprarle una máquina bastante buena. Debo decir que todos se asombraron incluida mi cuñada ya que el triunfo fue apoteósico.

Trabajar en un hotel

expositores-metracilato.es

Trabajo en un hotel en el que la mayoría de los huéspedes son turistas. Terminé mi carrera de filología inglesa e intenté abrirme camino en el mundo laboral, lo cual con la situación actual de España me resultó prácticamente imposible. Por esto, la mejor opción que encontré fue de recepcionista de un hotel en una ciudad con las mejores playas y mucho turista. El sueldo está bastante bien y el trabajo he de reconocer que me encanta, me paso los días hablando con personas, tanto en español como en ingles, también hablo fluidamente el alemán y el francés lo chapurreo, por lo que me apaño bastante bien.

El perfil de los turistas de esta zona es ese, familias europeas o matrimonios mayores que vienen a pasar quince días tostándose al sol. Cada día pasan por delante de mi cientos de personas a las cuales aludo de manera cortes y con educación. Muchos de ellos me piden información para pasar el día, opciones de que pueden hacer para esto siempre cojo la informaciones de los expositores-metacrilato.es que tengo en el mostrador, en ellos hay panfletos y octavillas de distintos puntos de interés de la zona o la ubicación de las playas más bonitas. También hay descuentos para restaurantes y parques naturales y acuáticos.

Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es lo que aprendo cada día, lo que veo, lo que me enseñan, cada persona cada familia es distinta a la anterior y disfruto mucho cuando algún abuelo me cuneta las batallitas por las que ha tenido que pasar para poder permitirse unas vacaciones como esas. Me encanta ver a las parejas amorosas celebrando allí su luna de miel, y a los padres que regresan al hotel después de un día de playa con los pequeños en brazos reventados de tanto jugar en el mar.

Este trabajo también tiene sus puntos negativos, el horario por ejemplo, trabajo muchas horas y muchos días, las horas extras están muy mal pagadas y me están saliendo varices de andar todo el día de pie. Por todo lo demás estoy muy contenta con mi puesto de trabajo, de hecho creo que si ahora tuviera la opción de trabajar en algo relacionado con mis estudios, no lo haría, me quedo como estoy que me encuentro muy bien, además en el hotel somos una gran familia que comparte alegría y penas. Trabajar en un hotel es lo mejor que me ha podido pasar.

Gástate poco y deja tu coche como nuevo

Con estas diez sencillas tareas, al alcance de prácticamente cualquiera y sin necesidad de herramientas específicas, vas a conseguir quitarle trote a tu coche y hacer que luzca mucho más sin dejarte una pasta en ello. ¿Te animas a reestrenar tu propio coche?

  1. Lo primero de todo, lávalo. Y hazlo concienzudamente. No vale con irte a una gasolinera, meterlo en el lavado automático de rodillos y ¡a otra cosa! Dedícale tiempo y, tras el lavadero, repasa con un paño de microfribra toda la carrocería, tomando nota —es una forma de hablar, bastará con que te acuerdes— de los desperfectos que vayas encontrando en la carrocería. No olvides limpiar el quicio de las puertas, incluyendo la zona de las bisagras: parece que no se ve, pero cuando se limpia se nota. También repasa las llantas —hay productos específicos para ellas— y aprovecha para echar un vistazo a las ruedas, tanto flancos como banda de rodadura. Puede que todo esté OK, pero sino te será muy útil descubrir si algún bordillo ha «despellejado» la goma , sino tendras que buscar una promoción de ruedas. Tiempo: 30 minutos. Coste: de 4 a 10 euros.

 

  1. Como ya lo tienes lavado por fuera, ahora toca hacerlo por dentro. Una aspiradora, limpiacristales, algún producto para los plásticos y una buena provisión de tiempo y paños te serán de utilidad. Sé paciente y limpia bien a fondo, incluso debajo de esa moqueta que nunca levantaste o en el último rincón del maletero. Yo suelo desmontarlo todo, hasta los asientos, para que no quede nada sin repasar. Si lo haces así no sólo es fácil que tu coche luzca realmente bien, sino que también podrás encontrar cada uno de los desperfectos existentes.

 

Y no olvides dar un repaso a los plásticos: hay productos con colorantes que los dejan como nuevos.

 

El trabajo debe incluir también las tapicerías, de modo que ármate de paciencia: merecerá la pena hacerlo y una vaporeta hace maravillas con las de tela; aunque siempre puedes usar espuma seca. Si son de cuero, jabón neutro y a frotar. Tiempo: 3 horas. Coste: de 10 a 20 euros.

 

  1. Lo tienes reluciente y ahora empiezan las minireparaciones. Primero, la carrocería. Cierto que quizá lo que hayas encontrado requiera la intervención de un chapista profesional —y entonces te resultará mucho más caro dejarlo como nuevo, claro—, pero lo más probable es que hayas encontrado algunos rozones en los parachoques, rayones en puertas o aletas, incluso algún pequeño desconchón en el borde de esas puertas por toques contra las paredes… Pues bien, no desesperes. Empieza por echar mano del bote de polish, una solución rápida, barata y casi milagrosa con muchos pequeño rozones. ¿Si eso no basta? Busca en tu coche la referencia de la pintura —en muchos casos, está en el vano motor— y, con ella, compra un pincel de retoque en el concesionario, aunque también puedes dar con ellos en las tiendas del ramo. Ojo, es importante que sea exactamente el mismo color, incluso por apagada que ya esté la carrocería. También que incluya barniz, porque sino la pintura durará hasta que lo vuelvas a lavar… Tiempo: 1 horas. Coste: de 10 a 50 euros.

 

  1. Sustituye las escobillas limpiaparabrisas y repasa que los eyectores funcionan como debieran —una aguja te ayudará a liberarlos de pequeñas obstrucciones y también a redirigirlos—, todo sea por tu seguridad. Cuando hayas limpiado alrededor de las puertas habrás podido comprobar cual es el estado de las gomas que las sellan contra la carrocería, así que si hay alguna rota sustitúyela. No son caras, se desmontan y montan con facilidad y te evitarán ruidos aerodinámicos. Tiempo: 10 minutos. Coste: desde 12 euros.

 

  1. Casi está de más decirlo, pero si alguna bombilla no funciona… ¡a qué estás esperando! Si tus faros tienen la tulipa de plástico desgastada, librarlos de esas cataratas sale hoy auténticamente barato y cuando se pulen —puede hacerlo un profesional, pero también puedes adquirir tú todo lo necesario por muy poco en cualquier tienda de accesorios o supermercado del ramo—, quedan de cine y te permitirán ver mucho más lejos. Tiempo: 1 horas. Coste: desde 15 horas por faro.

 

  1. Puedes ganar en visibilidad si sustituyes las viejas bombillas por otras con mayor temperatura de color o, con frecuencia, las liberas de polvo. Incluso puedes poner luces de leds —unos 25 euros el juego—, pero cuidado con que estén homologadas. Echa un ojo, de paso, a los pilotos laterales de los intermitentes o los que iluminan las matrículas pues, con el tiempo, van acumulando polvo, se queman o, simplemente, se rompen. Cambiarlos no es muy caro y cambian el aspecto de la zona en cuestión. Tiempo: 1 horas. Coste: 12 euros

 

  1. Vuelta al habitáculo, también a reparar desperfectos. Aquí tanto el tiempo como el coste puede variar muchísimo, en función de lo que vayas encontrando o decidas sustituir. Nosotros te aconsejamos que si el volante es de cuero está desgastado, lo retapices —de 100 a 150 euros—; sustituyas las gomas de los pedales, que apenas cuestan —de 10 a 20 euros el juego— y su cambio da un resultado espectacular pese a que parezca que no se ven —de paso, el pie se te escurrirá menos— o que te busques unas alfombrillas nuevas —las más costosas, 50 euros—.  Puedes usar un producto como el de Bufalo Protector de Pieles (gama Classic) para nutrir los elementos de cuero, como el fuelle del cambio o del freno de mano para protegerlos una vez limpios. Ah, es mucho mejor que la Nivea que tanto engrasa. También puedes usar ese espray en los asientos si son de ese material. Y es el momento de pensar, si tu coche tiene mucho «trote» y kilómetros, quizá en un repaso al mullido o, directamente, repasar la tapicería, aunque eso requerirá ponerse en manos de un especialista y la factura puede salirte cara: con cuero, y si es posible reparar pieza a pieza, unos 100 euros cada una. Retapizarlo completo, desde unos 800 euros. La opción a todo esto, como en muchas otras situaciones, es un desguace y, si quieres estrenar, la tienda de recambios de la marca. Tiempo: 1 horas. Coste: muy variable.

 

  1. Repasa los cinturones de seguridad. Endereza la cinta, límpiala con jabón neutro y, cuando esté seca, aplica un lubricante de silicona para que, al recogerlos, corran con facilidad. No te preocupes, ni mancha ni gotea. Este mismo producto —yo te recomiendo el de la gama profesional de 3 en 1— puede usarse en cualquier pieza que suene a somier viejo. Coste: 1 horas. Coste: desde 5 euros.

 

  1. Toma nota de los interruptores, mandos, viseras o cualquier otro elemento del salpicadero que tenga ya mucho uso; busca la referencia y vete a buscar la pieza nueva a la tienda de recambios, física o en Internet. Te garantizará un espectacular lavado de cara al coche y la garantía de que funciona, dos aspectos que no podrías obtener de una pieza conseguida en un desguace, por ejemplo. Tiempo: según la pieza. Coste: muy variable.

 

10. Gasta en un equipo de sonido nuevo. Con Bluetooth, conexión auxiliar para el sonido…, incluso para el iPhone, iPad o similar. Puede que también sea el momento de dotar a tu coche de navegador, conectividad con Internet o reproductor de DVD. Puede dar con aparatos con todo eso desde unos 150 euros: con sus pantallas táctiles y tamaño de doble DIN el salpicadero de tu coche se transformará. Incluso algunos equipos admiten televisión, cámara de marcha atrás o sensores de presión para las ruedas. Montar todo esto te supondrá, desde luego, más de una mañana de trabajo, pero ganarás confort y seguridad. Tiempo: según la tarea. Coste: desde 200 euros.

Por que comprar un tractor de segunda mano

hermanosbenitezmoreno.es foto 1

Los tractores de segunda mano están de moda, es curioso porque hay comunidades que destacan en lo que se refiere a la compra de tractores de segunda mano, también es cierto que ahora hay más desguaces de tractores john deere que antes y es por este motivo que muchos agricultores se deciden a comprar tractores de segunda mano, ya que sus piezas nuevas son muy caras.

Si eres un agricultor con un gran terreno y que te da muy buen resultado en la cosecha, pero se cuida solo es decir no tienes que trabajar mucho la tierra, con arar un par de veces al año y regar de vez en cuando es más que suficiente, si el campo no te exige más, ¿Para qué comprar un tractor nuevo con el gasto que esto conlleva si comprando un de segunda mano vas a tener los mismos resultados? Pues parece ser que muchos agricultores tienen esta idea clara y lo que hace es comprarlo de segunda mano, mismas prestaciones mucho menos dinero.

En Castilla la Mancha y en Galicia es en las dos comunidades que más tractores de segunda mano se compran a lo largo de un año, y debe de ser que por el estilo de terreno y de cultivo no hacen falta grandes maquinas ni mucho menos que sean nuevas. Los agricultores que quieren comprar un tractor nuevo suelen dejar como pago el viejo, que según las horas de trabajo que tenga podrá vender por un poco más o un poco menos.

También es cierto que hay muchas personas que se jubilan y que por una causa o por otra dejan de conducir el tractor, los hijos en el caso de tenerlos no quieren hacerse cargo del campo porque ya tienen sus vidas solucionadas, a los agricultores no les queda más remedio que vender el tractos, estos suelen estar en muy buenas condiciones. También los hay que tienen grandes tractores y ya no se van a usar con la misma frecuencia por lo que optan por cambiarlo por  vehículos más pequeños para poder seguir trabajando sus tierras sin necesidad de mover un monstruo enorme, así esos tractores grandes son cedidos a los concesionarios para servir de pago por el que suelen comprar más pequeño. Una práctica muy puesta de moda ahora que la mitad de la población de los pueblos vive de la agricultura.

La herencia de un padre camionero

desguacescamiones.net

Cuando creces en un mundo de camioneros aprendes a valorar las cosas de otro modo. Soy hijo de camionero, mi padre desde muy pequeño me ha enseñado el amor por esta profesión, que aunque dura y solitaria, es muy gratificante. He crecido saliendo con el camión de mi padre a recorrer kilómetros y kilómetros en busca de mercancías a otros países, Marruecos, Italia, Francia, Portugal, todas las hemos recorrido con el camón mi padre y yo, mis mejores recuerdos son los que he pasado en el camión con mi viejo, incluso dormíamos en la cabina en un pequeño camastro situado detrás de los asientos, ¡qué tiempos aquellos!
Hubo un momento en mi vida en el que me revelé y grite a los cuatro vientos que yo no sería camionero, fue cuando murió mi padre, ya me daba todo igual y no quería saber nada de los camiones ni del gremio, pero lo que mi padre realmente hubiera querido, sería haberme visto conduciendo un camión, su camión. Así que no me lo pensé mucho más y me puse manos a la obra y acondicioné su viejo camión para que fuese un poco más moderno y con más opciones para darle más vida útil.

Saqué el camión y busqué desguaces camiones iveco, para mi sorpresa encontré uno muy cerca de casa, cuando llegue era de un conocido de mi padre al que le dio mucha alegría verme ya que le tenía mucha estima a mi padre. Le conté que quería seguir con el negocio de papá y me alentó a seguir adelante con mis planes. Lo primero es que el camión esté en las mejores condiciones posibles, mi padre se encargaba mucho del camión por lo que lo tenía como los chorros del  oro. Ay que ver la importancia que tienen los desguaces en las personas que como yo se dedican al mundo del motor en general, ya sean mecánicos, taxistas o camioneros, personas que necesitan los mejores servicios en el menor tiempo posible y que gracias a desguaces tienen todo bajo control, no hay pieza que se les resista ni avería que no se pueda solucionar, todo lo que se puede estropear lo encuentras en un desguace fijo.

Así que aquí estoy con el camión puesto a punto y rebautizado con el nombre de mi padre en homenaje a él, para seguir con el legado que me dejó.

Una parte importante de la personalidad de un negocio

resuntex.es manteles foto 3

A mi modo de ver creo que cada negocio tiene su propia esencia, eso lo forja la persona que lo dirige, por supuesto intenta que brille por sí solo sin necesidad de un empuje, si nos centramos en el sector de la hostelería nos daremos cuenta que tanto la decoración como la forma en la que dan de comer a sus clientes tiene mucho que ver con la forma de ser del dueño y de las cosas que le gustan, por supuesto el enfoque dado a un negocio siempre tiene que ser revidado por un entendido más que nada para no meter la pata e intentar que también le guste a todo el mundo. Claro todo dependerá del tipo de ambiente que queramos para nuestro bar, ya que no es lo mismo ambientar un bar de tapas que un restaurante donde la gente va a comer y cenar, por lo que utilizar en algún caso un mantel de papel o de plástico estaría casi penado con el cierre, por eso es importante tener en cuenta que la presencia es muy importante y que de ello también dependerá la cantidad de gente que nos visite.

Siempre se debe tener una base, por ejemplo aparte de la mantelería y servilletas que deben ser de tela, es muy bonito y elegante ponerlas a juego, hay empresas que sirven textil para restaurantes donde podremos encontrar una amplia variedad en varios colores para poder darle un toque más especial, por supuesto las cortinas están entre los detalles que debemos igual cuidar y que más o menos todo vaya muy acorde. Los uniformes del personal conviene que todo sea el mismo, seguro que la misma empresa los tiene y se pueden elegir colores, eso de entrar en un bar y saber diferenciar a los clientes de quien nos va a entender dice mucho del lugar y sin duda se convierte en puntos a su favor. Cada empresa debe saber lo que es mejo para su negocio, hay quienes prefieren comprar este tipo de textil y otros alquilarlo, ya que hay empresas que incluyen servicio de lavandería  y es como quitar una responsabilidad de las muchas que se tienen, eso depende del presupuesto de cada uno y de las necesidades que queremos tener cubiertas. El caso es tenerlo siempre todo a la perfección para que vaya viento en popa.