Como saber cuando cambiar las ruedas del coche

aurgi

Las ruedas del coche son fundamentales para que puedas conseguir un agarre óptimo y que vites cualquier tipo de accidente mientras conduces. Para hacer el cambio de los mismos, lo mejor es optar por el taller de aurgi, porque allí encontrarás las mejores opciones a los mejores precios, para que puedas tener unos neumáticos de calidad.

Sin embargo, puede que no sepas si tus neumáticos necesitan un cambio o si estos se encuentran en buen estado. Por esto, he preparado este post, con la finalidad de que aprendas a revisar tus neumáticos y así podrás asegurarte de que los cambiarás en el momento ideal.

¿Qué debes ver en tus neumáticos?

Es importante tener en cuenta que algunos aspectos en tus ruedas determinarán si se deben cambiar o no. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Tiempo de uso

El tiempo de uso es algo básico que debes tener en consideración, en especial porque los neumáticos tienen una durabilidad limitada. Desde que salen de la fábrica, los neumáticos tienen una durabilidad de 5 años hasta que comienzan a perder sus características.

Si superan este límite de tiempo debes estar revisándolos de forma periódica para que puedas conseguir unos buenos resultados. En caso de que los neumáticos tengan más de 10 años de uso estos se deben cambiar de inmediato porque seguramente estarán muy desgastados.

Desgastes de las líneas

Las líneas de agarre son fundamentales, porque esto permitirá que tu coche se pueda agarrar bien al pavimento. En todo caso, estas no deberían tener menos de 8mm para asegurar un buen agarre y que el desempeño sea completamente óptimo.

Por esto, se deben estar midiendo, y sólo bastará con una moneda de 1 euro para hacer la medición. Colócala en las líneas de agarre, y si puedes ver la franja dorada, entonces será el momento de hacer el cambio de tus neumáticos de una forma inmediata.

Desgastes laterales

Los laterales de los neumáticos son las zonas que se desgastan más rápidamente debido al uso y es donde se evidencian las primeras señales. Sin embargo, se puede producir un desgaste profundo en los mismos debido a una mala alineación de tu vehículo.

Es recomendable estar revisando esta zona cuidadosamente, y ante una señal de desgaste, debes llevar tu coche de inmediato al taller. Si se mantienen las ruedas alineadas, evitarás que se desgasten de forma dispareja y por consiguiente no tendrás que cambiarlas de forma prematura.

Consigue rendir al máximo con la teleformación

ecodigitalia

La formación online tiene muchas ventajas, plantearse hacer alguno de los cursos gratuitos  que se ofertan a diario en nuestro país no solamente nos permitirá progresar y aumentar nuestro currículum sino que nos permitirá estudiar a nuestro ritmo, desde dónde queramos y compaginar nuestra vida social y laboral perfectamente.

 

Pero no muchos tienen la capacidad de poder sentarse delante de la pantalla del ordenador,  centrarse y conseguir sacarse un curso de manera sencilla. Estudiar en casa tiene sus desventajas también.

 

Si somos de los que nos distraemos fácilmente no estar en un aula y con la vigilancia constante de un profesor puede hacer que cada cinco minutos nos estemos levantando, estemos más pendientes del móvil que del temario o que directamente la pereza nos venzca y acabemos por dejar todo para el último día.

 

Si te has planteado con la llegada de septiembre y “la vuelta al cole” hacer un curso gratis de manera online este es el lugar idóneo, porque hemos creado una lista de tips y consejos que te ayudarán a concentrarte y rendir desde tu casa.

 

1- Horarios fijos

 

El que con la teleformación podamos jugar con los horarios no significa necesariamente que cada día estudiemos a una hora diferente. Nuestro cerebro es un animal de costumbres y de hábitos por eso es mucho más fácil y sencillo concentrarse si siempre lo hacemos a una hora determinada.

 

Da igual a qué hora puedas estudiar o cuantas horas puedas hacerlo a lo largo del día, pero intenta  elegir siempre la misma franja horaria para hacerlo. es decir, si solamente tienes un rato por las tardes para estudiar usa esas dos horas siempre, o si vas a poder hacerlo sólo un día no cambies tu rutina.

 

De esta forma, aunque a veces surjan imprevistos y tenemos que modificar nuestros horarios nuestro cuerpo estará acostumbrado a tener que hacer un esfuerzo y concentrarse.

 

2- Dí adiós a las distracciones

 

Estar en casa no implica poder estar pendientes de todo, a no ser que tenemos  superpoderes nuestro cerebro no puede mantener dos focos de atención al mismo tiempo. Por ello cuando estés haciendo tu curso intenta dejar en otra habitación las distracciones.

 

Lo ideal sería que reservases una habitación solamente para estudiar, en la que no hubiese televisión y la que se pudiese cerrar si vivimos con más gente.

 

De esta forma, si decidimos estudiar una hora diaria a lo largo de la semana podremos ir a nuestra sala de estudio dejando el móvil en silencio o incluso fuera de esa habitación y dedicarnos de lleno a aprender.

 

El error que cometemos muchos es el de estar haciendo varias cosas a la vez, puede que ahorremos tiempo en la comida o con las tareas del hogar pero nuestra atención se dividirá y la hora de estudio al final se habrá convertido en tan sólo 15 minutos de concentración plena.

 

3- Prepara antes todo lo que necesites

 

Antes de ponerte a estudiar piensa en todo lo que vayas a necesitar a lo largo  del aprendizaje y prepáralo antes para evitar tener que levantarte y perder tiempo. Igual que cuando acudimos a una academia llevamos un bolso con lo necesario en nuestro hogar pasará lo mismo.

 

Prepara agua fresca  que te ayude a hidratarte, algo de fruta para picar si vas a estar más tiempo estudiando, bolígrafo y papel si vas a tener que tomar notas, etc.

 

4- Tómate tus descansos

 

El cerebro funciona igual que un músculo, de nada nos servirá estar sentados delante de una pantalla tres horas seguidas si no hemos descansado entremedias. Al final acabaremos sobresaturados y sin ninguna gana de repetir al día siguiente.

 

Por ello es importante que programemos descansos de unos  cinco minutos cada hora, y hacer uno más grande a las tres horas de haber empezado a estudiar. De esta forma nuestro cerebro podrá descansar y el aprendizaje será mucho más llevadero.

 

5- Elige cursos que te motiven

 

De nada vale cumplir todas las recomendaciones si hemos elegido de entre todos los cursos gratuitos que tenemos a nuestra disposición uno que no nos motiva. Será mucho más fácil para nosotros aprender si lo hacemos  con  algo que nos apasiona, de esta forma no solamente estaremos estudiando sino que se convertirá en un hobby.