Como se cambia la bomba de agua

despiecesde2

Es muy importante tener en cuenta que la bomba de agua es una pieza clave para mantener la temperatura óptima de operación del coche. Para conseguir una bomba de agua de segunda, lo mejor es optar por el desguace de despiecesde, porque allí encontrarás la mejor relación entre calidad y precio del mercado.

Sin embargo, para cambiar esta pieza puedes hacerlo en un taller especializado o hacerlo por tu cuenta. En este post hablaremos de ambas opciones para que puedas elegir la que te parezca más conveniente y con la que tendrás los resultados deseados.

Consejos para cambiar la bomba de agua

La forma más fácil de cambiar esta pieza es llevar el coche a un taller mecánico y que allí se encarguen de hacerlo. Pero, debes tener en cuenta el coste que tendrá la reparación el cual puede ascender hasta los 1000 euros dependiendo de la mano de obra y del modelo de tu coche.

Por otra parte, en los desguaces puedes encontrar una bomba de agua por un precio de 60 a 150 euros dependiendo del modelo. Si te animas a hacer la reparación por tu cuenta, los pasos que debes seguir son:

Desinstala la bomba vieja

Antes de comenzar con la reparación, es vital que el coche esté frio y preferiblemente que esté elevado para facilitar el proceso. Será, el momento de comenzar con el drenaje del líquido refrigerante, asegurándote de dejar el sistema completamente libre de este líquido.

Cuando termines con el drenaje, será el momento de desconectar las mangueras de la bomba de agua para terminar de drenar correctamente el líquido. Una vez terminado, debes quitar los tornillos de fijación y retirar la bomba rota del motor. Asegúrate de dejar la zona completamente limpia antes de proceder con la instalación para evitar problemas.

Coloca la bomba nueva en su lugar

Antes de comenzar con la instalación de la bomba de agua, debes asegurarte de que el modelo que compraste es exactamente igual al que acabas de quitar del motor. Procede a instalar la bomba, colocando los tornillos de fijación y conectando las mangueras como estaban anteriormente.

Rellena el sistema con líquido refrigerante, y asegúrate de que no haya quedado ningún tipo de fuga en todo el sistema. Será el momento de encender el coche para purgar el sistema y sacar el aire excesivo, asegurándote de rellenar nuevamente con líquido refrigerante el faltante, para dejar el coche en reposo por las próximas 4 horas.