Consejos para el cambio de la bomba de agua

desguacesperezoso

Mantener una temperatura óptima de operación en tu coche es algo fundamental que debes tener en cuenta para que el motor tenga una mayor durabilidad. En todo caso, si necesitas repuestos para tu coche los encontrarás en los desguaces en asturias, siempre con la mejor relación calidad-precio.

El cambio de la bomba de agua es una reparación que puedes hacer tanto en un taller como por tu cuenta. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo este post, para que sepas exactamente cómo hacerlo y conseguir unos buenos resultados en tu coche.

¿Cómo puedes cambiar la bomba de agua?

Si vas a llevar el coche a un taller para que hagan el cambio allí, debes tener en cuenta el coste que esto implica. Será vital tener en consideración que este puede llegar a ser de hasta 1000 euros, dependiendo del modelo de tu coche por la mano de obra que se debe invertir.

Por otra parte, puedes hacer la reparación por tu cuenta, y ahorrarte mucho dinero, porque una bomba de segunda en un desguace puede tener un coste de 150 euros o menos. Para hacer el cambio simplemente sigue estos consejos:

Quita la bomba rota

Es el momento de comenzar con el proceso, pero debes asegurarte de que el coche esté completamente frío antes de comenzar. De lo contrario podrías quemarte con el líquido refrigerante. También sería bueno que el coche estuviera elevado para facilitar el drenaje del líquido refrigerante.

Cuando el coche esté en posición, será el momento de comenzar por el drenaje del líquido refrigerante. Una vez que se termine el drenaje, debes desconectar las mangueras que están conectadas a la bomba de agua, y proceder a quitar los tornillos de fijación para bajar esta pieza del motor.

Instala el repuesto

Es importante que la zona haya quedado completamente limpia y libre de cualquier tipo de residuos. También es indispensable que la bomba sea del mismo modelo que acabas de quitar, y para colocarla en su lugar debes utilizar los tornillos de fijación y conectar las mangueras, tal cual como estaban en la bomba anterior.

En este momento, debes rellenar el sistema con líquido refrigerante y revisar muy bien que no exista ningún tipo de fuga. Enciende el motor para purgar el sistema, y rellena el faltante de líquido refrigerante. Por último, tendrás que dejar el coche en reposo por lo menos por 4 horas antes de volver a utilizarlo.