¿Vendedores o asesores? Los mejores suministradores para artes gráficas

Cuando necesites comprar suministros artes gráficas debes de hacerte una pregunta importante, ¿buscas un vendedor o buscas un asesor? Pero antes de responder, lo mejor es reflexionar sobre ambos conceptos para poder dar una respuesta basada en hechos.

Cuando hablamos de un vendedor nos referimos a alguien que simplemente vende sus productos. Tal vez lo haga a través de una tienda online o de un catálogo en el que tú marcas lo que quieres para tu negocio y el te lo suministra al precio pactado. Y ahí se acaba toda la relación.

Un asesor es mucho más que eso. Puede ser la persona que en un momento determinado te vende un producto, pero también puede ser quién te aconseje qué es lo que necesitas para conseguir obtener los mejores resultados con tus máquinas o realizar los trabajos con la máxima calidad. Y, todo esto, ahorrando a poder ser.

Una persona de confianza

Un vendedor que sea también asesor se puede convertir en una persona de confianza que resulte tan importante en la empresa como cualquier otra persona clave en la misma. Quizás, esta persona comience vendiendo tan solo desechables, pero puede ser que, con el tiempo, acabe convirtiéndose también en quién suministra la maquinaria que se vaya renovando.

Cuando puedes pedir consejo a tu vendedor de cabecera siempre estarás informado de las novedades que haya en el mercado, que a veces son tantas que no es fácil estar al día o saber diferenciar la paja del grano y centrarse en las que realmente dan resultado. No solo se va a ahorrar mucho dinero haciéndolo así, también se ahorrarán muchos disgustos que, en más de una ocasión, pueden costar un cliente.

Son muchos los productos que hay en el mercado para artes gráficas, pero no todos funcionan igual con las mismas máquinas. Algunos productos son más adecuados para determinadas marcas o modelos por sus características. Estas cosas, normalmente, se saben por la experiencia. Por eso, alguien que vende a muchos clientes y que se preocupa en conocer cómo les ha ido con los productos, es la persona más adecuada para decir qué es lo que va bien para cada máquina o para cada tipo de trabajo.

Con todo lo dicho queda claro que lo ideal es tener a un buen asesor, alguien a quién poder pedir consejo antes de realizar una compra, para conseguir realizar el mejor trabajo y al mejor precio.